lunes, 17 de septiembre de 2007



Descaro de una inmensa eternidad

Recorre caudales de incertidumbre
como sonrisa es su costumbre
Nadie espera ni un solo paso
pero complace al dar un salto
Y no vacila…
Nunca vacila con su descaro

El fluir de lo amargo
jubiloso con letargo
Que corre rio dulce
emanado cuando recoge
Y no asoma…
Nunca asoma con su descaro

Remanso de seriedad
de un sin fin de posibilidad
Implacable inmensidad
amarga y agridulce eternidad
Y no retiene…
Nunca retiene con su descaro


.Pkv.

2 comentarios:

Foofighter dijo...

Peke, triste, muy triste. Pero es nuestro sentimiento el que aquí queda expresado, es muy muy bonito. La eternidad en su lento discurrir arrastra miles de personas de anónimas identidades que nunca serian nada si alguien no las recuerda.

Un abrazo, Nacho

Pekeñavista dijo...

Mmmm...
Muchas gracias, Nachete jejej!!