martes, 26 de enero de 2010

Ha pasado un ángel

Aquél día no lo podía creer,
Ese día en concreto cuanto la vi ante mí,
Con ojos asombrados miré hacia ella,
Sin saber que decir me pellizqué


Y pude comprobar que ella estaba
De verdad allí.


Con torpes palabras me dirigí a ella,
Y pude comprobar la dulzura
Que emanaban de sus palabras.


Embobado le dije hola,
Y ella a su vez dijo ¿cómo estás?
En ese momento no supe que más decir,
Pero al final reaccioné y pude articular
Una frase sin importancia al fin,
Pero para mí llevado por la incredulidad
no pude evitar decir…
¿Existes de verdad o es mi imaginación
La que se confunde sin control?


Y ella me dijo, ¡claro que esto aquí!
Si no fuese así, ¿estaría hablando contigo
Para ver si quedamos y nos vemos de una vez?
Y todo pasmado, dije que sí.


Qué para mí no habría mayor placer
Que poder volverte a ver.

2 comentarios:

SONIA MARIA dijo...

de este comentario no se si sentirme identificada, dos caminos siempre se pueden volver a encontrar...........no sufras yo tambien espero que algun dia lo negro se vuelva blanco...... la vida nos pone pruebas no obstaculos.
Mi pregunta es porque cuando te pedía que me escriberas poesias no lo hiciste y ahora sí.

Foofighter dijo...

Sonia, no sabía que volverías a leer mis poemas... en realidad los poemas estos los escribo cuando una situación me supera, me supone una barrera insalvable.
Por qué no te escribi ninguno el año pasado? Díficil es responder a veces que uno mismo no sabe la respuesta de sus propios desatinos... soy humano y es propio de mí errar más que ninguna otra persona en el mundo.
Y me gustaría considerarte mi amiga si tú aún quieres